Las lecturas de Miss Smile

Las lecturas de Miss Smile

Buenas!!! Ya estoy aquí otra semana más y esta ha sido un poco rara. No sé si ha sido la astenia primaveral, pero no conectaba con ninguna lectura y no será por lecturas pendientes maravillosas, pero a veces pasa, hasta que… me vino a la mente una novela que leí hace varios años y de repente sentí la necesidad de volver a perderme entre sus páginas, así que la recuperé de mi lista de leídos y a por ella!!!

 

“Mi querido Zar” de Cristina Brocos

Si hace unos años me emocionó, lo ha vuelto hacer. Volver a releer esta novela ha sido todo un acierto, gracias a ella me he vuelto a reconectar con la lectura. Una historia de amor de las que se te meten bajo la piel, unos protagonistas con un bagaje emocional de los que marcan, historias duras con un “halo” de esperanza, miradas, abrazos, sentimientos que traspasan las páginas y te llegan directos al corazón. Una pluma exquisita que te conecta emocionalmente de manera brutal con la protagonista, sientes, ríes, lloras, sufres, te enamoras igual que ella en todo momento. Una novela que te mantiene a la expectativa en todo momento, con un ritmo que se mantiene hasta el final, no puedes dejar de leerla, ya que no hay tregua y siempre pasan cosas. Así que hay que estar preparada para tener el corazón en un puño, disfrutar de los momentos románticos que son un bálsamo, junto con la carga erótica para desconectar momentáneamente de las situaciones más duras. Momentos eróticos maravillosos con una sensibilidad y clase fuera de serie.

ENLACEhttps://www.amazon.es/dp/B00LNJ5ZA2/ref=cm_sw_em_r_mt_dp_U_lVO9C

 

Y después de recuperar las ganas de leer, apareció en el horizonte una novela muy esperada, la tercera de una saga de hermanos muy especiales.

 

“Kaden” Serie Los tres Mosqueteros de Sofía Ortega

Y por fin llegó el pequeño de la familia, tenía la certeza de que iba a ser muy especial, por lo que habíamos conocido de él, en las historias de sus hermanos, pero como siempre me pasa con esta escritora, no sólo cubre las expectativas, sino que las supera y con creces, por eso en poco tiempo se ha convertido en una de mis escritoras favoritas y con pleno derecho.

Kaden es romanticismo puro, por algo es el hermano más romántico, tranquilo y esa paz la transmite hasta que llega alguien que se le mete bajo la piel y trastoca todo su mundo, Nicole, que es toda dulzura, generosidad, forman una pareja increíblemente maravillosa, pero… no todo iba a ser de color de rosal, noooo!!!!!!, de eso ya se encarga una pluma tremendamente romántica, que como siempre te lleva al límite, te aprieta el corazón y te emociona hasta el infinito y más allá. Estad preparad@s para emociones fuertes, amor mucho amor, en el amplio sentido de la palabra. Una novela que engancha desde el inicio, con un ritmo que va en aumento a medida que vas avanzando en la historia, una narrativa perfecta que fluye sóla y que transmite tanto que consigue rozarte el alma.

Es el último de la serie y sólo diré que el final es apoteósico, maravilloso, fantástico, muy en consonancia con la intensidad de las novelas. ¡AVISO A NAVEGANTES! haced acopio de pañuelos, tened a mano dulces y chocolate para mitigar la ansiedad … ahí lo dejo.

Hasta luego  “mosqueteros”, estoy segura de que en el futuro me volveré a perder entre las páginas de vuestras historias.

ENLACEhttps://www.amazon.es/dp/B07SLT3PMC/ref=cm_sw_em_r_mt_dp_U_NWO9Cb6N1TJDB

Y esto ha sido todo, la semana que viene más y mejor. ¡FELIZ LECTURA!

 

Anuncios

Vive, lee, sonríe, ama y COMENTA ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.