“Siempre fuiste mi Julieta“ de Mencía Yano

“Siempre fuiste mi Julieta“ de Mencía Yano

Sinopsis:

Cuando Adrián decide marcharse, tratando de olvidar su historia con Elena, Xulia, su agente, lo sorprende anunciándole el gran éxito de su última publicación. Tanto es así que varias de las más importantes editoriales se disputan su próximo manuscrito. Para celebrar el éxito que está teniendo, le propone a su agente y amiga, pasar la Nochevieja en Venecia. Ella necesitada ya de unas vacaciones acepta. Ese viaje, tanto para Xulia como para Adrián, va a ser algo más que unas vacaciones, pues supondrá el comienzo de una nueva vida. Adrián superará el abandono de Elena y Xulia podrá hacer realidad el sueño de su vida. Ambos descubrirán que el amor y el sexo pueden ir al unísono, o no… Pero, para los dos, lo que ocurre en Venecia los marcará para siempre.

 

 

  • ¿Qué me animó?

Sin ninguna duda la pluma de la escritora y que tenía muchas ganas de conocer su nuevo trabajo.

 

  • ¿Nivel de enganche tras las primeras páginas?

Total, iniciamos la lectura con un gran viaje…

 

  • Protagonista masculino, flechazo o enamoramiento lento…

Bueno, bueno, bueno, Adrián ha sido un enamoramiento lento pero seguro, un hombre que me ha cautivado por su entereza, su saber estar, por reconocer sus fallos, por sus dudas ya que eso lo humaniza. Debo decir que nadie como Mencía para crear protagonistas masculinos fuera de serie, hombres maravillosos que mantienen la esperanza sobre el género masculino, ahora tengo mi corazón dividido entre Adrián y Manuel ( prota de “El amor siempre llama dos veces”)

 

  • Protagonista femenina, ¿la amo o la odio?

Me declaro fan total de Xulia, hay un par de cosas que me sorprenden de ella, por supuesto no las voy a decir, para eso tendréis que leer la novela para descubrirlas. Xulia con su forma de ser, su carácter, te atrapa y se hace querer. Consecuente con sus acciones, detallista, se preocupa por las necesidades de la gente que tiene a su alrededor. Creo que me encantaría tener una amiga así. No suelo hacer peticiones pero aprovechando la coyuntura, un libro contando la historia desde el punto de vista de Xulia, sería muy interesante y ahí lo dejo…

 

  • Los secundarios son….

Sin duda todos ven lo que los protagonistas son incapaces de ver. Todos tienen algo que decir y mucho que aportar, incluso hay un par que en un principio caen un poquito “mal” peroooo, al final consiguen crear un grupo de amigos muy compacto y maravilloso.

 Y tenemos una mala malísima, de esas que si tuvieses delante, madre lo que le harías…

Pero como siempre, hay un secundario que me llega más, en este caso ha sido Sacha la tía de Adrián, por su frescura, su espíritu hippie, por sus buenos consejos y su ayuda fundamental para la recuperación de su sobrino.

 

  • ¿Nivel de tensión, emoción, sentimientos …?

Creo que a los que nos gusta la tensión de cualquier tipo en una novela, estamos de enhorabuena, porque en esta la hay ha raudales, tenemos tensión sexual que alcanza niveles épicos. En cuanto a emociones y sentimientos, OMG¡¡¡¡ como he disfrutado con esa lucha interna que mantiene Adrián consigo mismo, en la que si todo sale bien estupendo, pero si la cosa sale mal tiene tanto que perder…

Si hay algo que realmente me ha gustado es la calidad y la clase en las escenas eróticas, son súper hot, pero de una belleza y sensualidad sublime, dando normalidad a una sexualidad abierta y consensuada.  

 

  • Sensaciones tras leer el libro.

Últimamente me pasa mucho, en cuanto termino una historia que me ha atrapado, la tengo que volver a releer, es una necesidad imperiosa por si me he saltado algún detalle o matiz, y de verdad os lo recomiendo, una segunda lectura es muy recomendable y muchas veces reparas en detalles que habías pasado por alto.

Por otro lado, hay novelas con las que conectas enseguida y esta ha sido una de ellas, primero el lenguaje directo, con un ritmo ágil que facilita la lectura haciéndola muy amena y que devores la historia casi sin darte cuenta. Otra cosa que me ha encantado, es que está escrita desde el punto de vista de Adrián, un personaje masculino y aquí la escritora lo ha bordado, ha conseguido ser totalmente creíble, los hombres a diferencia de las mujeres, son más pragmáticos, directos, tienen sus dudas pero no dramatizan tanto, todo eso y mucho más lo ha logrado Mencía. Ademas en la historia hay muchas situaciones que dan lugar a la reflexión, es un valor añadido que enriquece la novela. Bajo mi modesto punto de vista, estamos ante una historia muy potente, con unos personajes muy humanos, con los que es muy fácil empatizar, creo que es una de las características que más me gusta de la escritora, conseguir con su pluma que conectes totalmente con sus personajes y sus emociones.

 

  • FRASES DE LA NOVELA, para el recuerdo…

“Julieta, mi amor, los besos serán sólo nuestros”

“Me has abierto los ojos a un mundo mágico, y ya no podré actuar como si no tuviera conocimiento de ello”

“Hacer el amor aquella mañana fue intenso, arrollador, potente… Pero, sobre todo, liberador”